UN DIA ERES JOVEN Y AL AOTRO DÍA NO ENTIENDES

NEON

El tiempo pasa volando, y de repente somos unos señores que no entendemos las cosas de esa juventud perdida en términos, bailes, fiestas, y la forma de hablar.